martes, mayo 28, 2024
spot_img
InicioActualidad agrariaIndignación y sorpresa en los floricultores de Sevilla que se quedan fuera...

Indignación y sorpresa en los floricultores de Sevilla que se quedan fuera de las ayudas, a pesar de los fuertes daños ocasionados por la tormenta Bernard

Ayudas Bernard

  • Los floricultores del bajo Guadalquivir han recibido esta noticia “como si de una inocentada se tratará”.
  • COAG Andalucía ha pedido una reunión urgente a la Consejería de Agricultura para trasladarle la dramática situación que atraviesan los floricultores sevillanos afectados y espera que con la buena disposición de la administración se encuentre una solución.
  • La borrasca Bernard tiró al suelo gran parte de los invernaderos, los agricultores vieron cómo la techumbre literalmente volaba y desaparecía, como las infraestructuras de acero eran arrastradas y como su flor cortada se quedaba al raso, en los días previos al Día de Todos los Santos, donde se concentra parte importante del volumen de venta de la campaña.

29 diciembre 2023.- La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos -COAG- de Sevilla, alerta de la indignación y sorpresa de los floricultores sevillanos afectados por la tormenta Bernard, que a pesar de los daños sufridos y la dramática situación en la que se quedaron tras la tormenta del mes de octubre se han quedado fuera de unas ayudas que sólo se han destinado a la provincia de Cádiz.

El secretario general de COAG Andalucía, Miguel López, tras conocer la orden del Consejo de Gobierno andaluz, ha solicitado una reunión a la Consejería de Agricultura para, ante la buena disposición presentada por la administración, encontrar una solución a estos agricultores.

Por su parte, Ramón García, secretario provincial de COAG Sevilla, ha señalado que los floricultores del bajo Guadalquivir han recibido esta noticia “como si de una inocentada se tratará”.

Y añade que “la catástrofe, acontecida este pasado octubre tras el paso de la borrasca Bernard, tiró al suelo gran parte de los invernaderos, los agricultores vieron cómo la techumbre literalmente volaba y desaparecía, como las infraestructuras de acero eran arrastradas y como su flor cortada se quedaba al raso, sin protección”, en los días previos al Día de Todos los Santos, donde se concentra parte importante del volumen de venta de la campaña.

Asimismo, García insiste en que “estos floricultores que venían sufriendo los rigores de la sequía, que han hecho un sobreesfuerzo para regar, un sector que es el mayor productor de clavel y clavellina de Andalucía y que habiéndolo perdido todo, como los floricultores de otras provincias, han recibido el mazazo de que sus pérdidas no serán indemnizadas”.

Los floricultores sevillanos se preguntan por qué han sido considerados ciudadanos de tercera categoría y no tienen derecho a recibir unas ayudas por los daños ocasionados si la velocidad del viento en esta zona fue superior a 104 km/h, si forman parte de Europa y tributan igual que en el resto de provincias.

Andalucía es la principal comunidad autónoma productora de flor cortada a nivel nacional, con casi el 58% de la superficie de cultivo, destacando en como zonas productoras las provincias de Cádiz (65%) y Sevilla (16%).

Las explotaciones andaluzas se caracterizan por su pequeña dimensión y carácter familiar. Los miniclaveles y claveles eran las especies más cultivadas en Andalucía, pero en la actualidad sólo representa el 30% del total de la producción, estando localizadas principalmente en Lebrija, que junto con Los Palacios fueron los municipios más afectados por la tormenta Bernard en la provincia de Sevilla.

RELATED ARTICLES
- Publicidad -spot_img

Lo más popular