viernes, julio 12, 2024
spot_img
InicioActualidad agrariaCOAG Andalucía pide al Gobierno que no olvide al regadío andaluz en...

COAG Andalucía pide al Gobierno que no olvide al regadío andaluz en las ayudas por sequía

  • Insta al Ministerio de Agricultura a que las ayudas para el sector agrícola tengan en cuenta a los agricultores que han visto reducida su dotación de riego al menos en un 50%, así como que las ayudas se orienten, exclusivamente, a aquellas personas que tengan en la actividad agraria su principal medio de vida.

 Tras publicarse el decreto de medidas de apoyo al sector agrario para paliar los daños causados por la sequía, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos -COAG- de Andalucía considera que el Ministerio de Agricultura no ha contemplado la situación de extrema gravedad que atraviesa el regadío andaluz, especialmente en la cuenca del Guadalquivir, por lo que pide al Gobierno que no lo olvide a la hora de asignar las ayudas por sequía.

En este sentido, esta organización agraria manifiesta que además de los graves perjuicios que esta pertinaz sequía está causando en los cultivos de secano, hay que tener en cuenta que una parte importante del regadío andaluz se encuentra en una situación crítica, padeciendo reducciones de hasta el 88% en las dotaciones de agua para regar los cultivos.

Esta precariedad en el riego ha provocado que sea inviable, sobre todo en la cuenca del Guadalquivir, desarrollar cultivos que, en algunos casos, llevan hasta dos campañas consecutivas sin poder sembrarse.

COAG Andalucía hace hincapié en que el regadío tienen un papel socioeconómico fundamental para muchos pueblos de Andalucía, pues en él se basa la mayor productividad de la comunidad andaluza y es el  sustento de la industria agroalimentaria de Andalucía, constituyendo un motor de generación de empleo indispensable para las zonas rurales.  Por ello que es fundamental garantizar el mantenimiento de la capacidad productiva de estas explotaciones, evitando su quiebra y una reconversión que, en otro caso, va a ser inevitable.

Y es que la sequía ha cortado el grifo del riego a cultivos tan relevantes para Andalucía como el olivar, que ha tenido la peor campaña del siglo y las perspectivas para este año son aún más catastróficas; y lo mismo ocurre con la almendra que no tiene producción y con una gran superficie de cultivos anuales que no se ha podido sembrar.

El Gobierno debe tener presente, a la hora de asignar las ayudas por sequía, que el regadío es un sector altamente endeudado por las cuantiosas inversiones que han realizado los agricultores en modernización de los riegos e infraestructuras.

Por todo ello, esta organización agraria insta al Ministerio de Agricultura a que las ayudas para el sector agrícola tengan en cuenta al regadío andaluz, contemplando a los agricultores que han visto reducida su dotación de riego al menos en un 50%, así como que se orienten, exclusivamente, a aquellas personas que tengan en la actividad agraria su principal medio de vida.

RELATED ARTICLES
- Publicidad -spot_img

Lo más popular