jueves, febrero 29, 2024
spot_img
InicioActualidad agrariaMalos tiempos para el ajo andaluz

Malos tiempos para el ajo andaluz

La secretaria provincial de COAG Córdoba, Carmen Quintero, ha participado en
la Mesa Nacional del Ajo, celebrada en Las Pedroñeras (Cuenca), donde se ha
tratado la reducción de producción, la sequía y la supuesta entrada fraudulenta
de ajo congelado, procedente de China, en la Unión Europea.

La secretaria provincial de COAG Córdoba, Carmen Quintero, ha participado en la Mesa Nacional del Ajo, celebrada en Las Pedroñeras (Cuenca), donde se ha tratado la reducción de producción, la sequía y la supuesta entrada fraudulenta de ajo congelado, procedente de China, en la Unión Europea.

Carmen Quintero ha explicado que “los ajeros andaluces empezaron la campaña, sembraron los ajos, pero sin agua ninguna. Con estas últimas lluvias está subsistiendo el cultivo como puede, pero como no nos den agua ya no garantizamos su supervivencia, puede ser que se pierda la producción”.

Según se ha puesto de manifiesto durante la reunión, la siembra de ajo se ha reducido un 20% en España de media para la campaña de este año, una reducción que es más acusada en Andalucía por la sequía, siendo un 50% menor a la del año pasado.

En las zonas regables y debido a la política de restricciones por la sequía, los productores de ajo aún no han podido regar y el cultivo está agonizando. Este estrés hídrico va a repercutir en el desarrollo y posiblemente se pierda la producción.

Por otro lado, en la reunión se ha hablado de una supuesta entrada fraudulenta de ajo congelado, procedente de China, en la Unión Europea, sobre la que se ha presentado un informe.

Según se ha puesto de manifiesto entre 2017 y 2022, se ha observado que el volumen de ajo congelado es muy elevado, y se sospecha que el producto debería estar catalogado como «ajo fresco y no como congelado».

Para que se denomine ajo congelado debe entrar a menos veinte grados y, se sospecha que está entrando a menos tres grados, producto que debería estar catalogado como ajo fresco. Ambas son dos clasificaciones arancelarias distintas, teniendo la segunda un precio inferior a la primera.

Andalucía es la segunda comunidad productora de ajo de España, donde destaca la provincia de Córdoba representando el 36% de la superficie sembrada y el 35% de la producción de ajo de la comunidad. Le siguen las provincias de Sevilla y Granada, representando el 24% y el 17% de la superficie y el 28% y el 15% de la producción
andaluza de ajo, respectivamente. Las provincias de Málaga y Jaén abarcan, el 14%
y el 6% de las hectáreas sembradas, así como el 12% y el 8% de la producción
andaluza.

RELATED ARTICLES
- Publicidad -spot_img

Lo más popular