martes, mayo 24, 2022
spot_img
InicioActualidad agrariaLa mejor leche a un precio justo para el ganadero

La mejor leche a un precio justo para el ganadero

**Reportaje publicado en El Español:

Alba Ganaderos, la cooperativa formada por 97 familias españolas, fabrica lácteos ‘kilómetro 0’ que permiten una buena retribución a los productores

Corría 2015 cuando una fuerte crisis en el sector de la ganadería bovina empujó a Antonio Casas (Granada, 1974) y otras familias lecheras a pensar qué podían hacer para ser más competitivos. Así, el ganadero y otras 97 familias de toda Andalucía, Extremadura y la Comunidad Valenciana decidieron asociarse y formar la cooperativa Alba Ganaderos, con sede en la ciudad nazarí, con el fin de ser más potentes en el mercado lácteo. Seis años después, la entidad ha alcanzado un nuevo hito: producir leche fresca kilómetro 0 para que Lidl la venda a 0,69 euros en una botella de 750 mililitros.

Bajo la nueva marca Vaqueros del Sur, Antonio Casas y Alba Ganaderos han lanzado al mercado este novedoso producto de proximidad made in Andalucía que se venderá en los lineales de Lidl en tres versiones: entera, semidesnatada y desnatada. Este proyecto ayudará a casi 100 familias españolas como, por ejemplo, la que encabeza Francisco Pareja en Pedrera (Sevilla) o de la que forman parte los hermanos Trujillo en Conil de la Frontera (Cádiz).

“Cuando en 2015 nació Alba Ganaderos, aprobamos en la primera Asamblea General una hoja de ruta. En ella, nos propusimos diversificar nuestros clientes, porque el 100% de la producción de leche en Granada se destinaba a Puleva. Así que para mejorar, queríamos vender nuestra leche a todas las grandes industrias de España. Por ello, ha sido muy importante cerrar un acuerdo con Lidl para conseguir el objetivo. Ahora, sólo le vendemos en torno a un 45 ó 50% de la leche a Puleva, y con los nuevos clientes, puede mejorar la situación de los ganaderos”, explica a EL ESPAÑOL Antonio Casas, gerente de Alba Ganaderos.

Esta cooperativa granadina, en la actualidad, aglutina el 25% de ganaderías familiares que existen, a día de hoy, en toda Andalucía. “Contamos con socios en todas las provincias andaluzas, salvo en Huelva y en Jaén, donde sólo hay una familia que trabaja con nosotros. También, colaboramos con familias de Extremadura y la Comunidad Valenciana”, esgrime el gerente de Alba Ganaderos, quien también cuenta en su haber con 300 vacas lecheras. “Todo ello nos ha convertido en la tercera mayor cooperativa lechera de España, tras Central Lechera Asturiana y Covap”, añade, orgulloso, este veterinario y ganadero.

La unión hace la fuerza
Pero como ocurre con tantas historias de éxito, los inicios no fueron fáciles para Antonio Casas y las demás familiares lecheras andaluzas que forman la cooperativa. De hecho, fue la premisa de que la unión hace la fuerza el germen de la formación de Alba Ganaderos. Todas ellas peleaban en solitario para colocar, al mejor precio, la leche producida por sus vacas. Una tarea, si cabe, muy complicada y que generaba que se pagase mal a los ganaderos. Ahora lo han conseguido gracias a un acuerdo con Lidl, que ha iniciado una fuerte apuesta por comerciar productos de proximidad.

“En 2015 desapareció la cuota láctea y se generó una crisis en la que hubo muchísima excedente de leche. Sobraba por todas partes y la industria no se podía hacer cargo de ella. En consecuencia, los ganaderos entendimos que había que hacer algo distinto; que había que olvidar nuestro individualismo, porque, tradicionalmente, este sector ha estado siempre muy atomizado. Me propuse, en este sentido, viajar por varios países de Europa para estudiar qué estructura era la que más podía favorecer a los ganaderos y me di cuenta de que una gran cooperativa era la respuesta para poder ser más fuertes”, recuerda a este diario Antonio Casas.

En otras palabras y en economía básica: había tanta leche en Andalucía que la industria láctea podía permitirse pagar menos por cada litro de leche, afectando, en efecto, a los beneficios de los ganaderos. La ley de la oferta y la demanda pura y dura. Por ello, la formación de Alba Ganaderos ha sido la respuesta. “Si no se hubiese formado la cooperativa, que nos permite conservar la leche si hay excedente o venderla fuera de Andalucía, al menos el 30% de nuestra producción lechera se hubiese perdido”, añade el gerente.

Unas palabras que suscribe sin titubear José Antonio Bolívar (Granada, 1952), presidente de Alba Ganaderos, también presente en la conversación. Quizá, su ganadería sea de las más grandes de la cooperativa al contar con 1.100 vacas de ordeño, pero igualmente formar parte del proyecto de Alba Ganaderos le ayuda a él y a su familia a dar mejor salida en el mercado a su leche. “A los ganaderos nos toca lidiar con muchas dificultades, porque desde hace mucho se nos ha pagado mal el producto, por eso nos hemos tenido que asociar”, denuncia este veterinario y ganadero ya jubilado.

De ahí que Alba Ganaderos, la cooperativa detrás de la nueva leche de Lidl, se haya vuelto fundamental para la supervivencia de 97 familias españolas, cuya capacidad de producción, entre todas, asciende a los 140 millones de litros de leche anuales. Todos ellos han sido producidos por las 14.000 vacas con las que cuenta la cooperativa y que pertenecen a ganaderías familiares como las de Antonio Casas, José Antonio Bolívar, Francisco Pareja o los hermanos Trujillo.

Lidl apuesta por lo nuestro
Pero, claro, la cooperativa no estaría en tan buena posición en el mercado si no hubiese logrado el objetivo de diversificar su clientela. Antes, como ha indicado Antonio Casas, “el 100% de la producción se destina a Puleva”. Ya no. Ahora sólo se asigna en torno a la mitad de la producción. Para Lidl, por ejemplo, “en el primer pedido se les distribuirá unos dos millones de litros de leche al año, de 140”, explica el gerente. Una cifra que a priori parece pequeña, pero que permite una buena retribución de los socios de Alba Ganaderos.

“Lidl paga por litro de leche alrededor de 40 céntimos. Esto permite pagar un precio justo a los ganaderos”, se enorgullece Antonio Casas. De hecho, esta buena sintonía que tiene la cooperativa granadina con la cadena alemana, al principio, no era lo que es ahora. El motivo: los ganaderos andaluces y Lidl se conocieron entre protestas.

“La relación con Lidl nace coincidiendo con una protesta ante la situación tan asfixiante de los costes de producción en Andalucía”, relata Antonio. En esa campaña, llamada Con la leche al cuello, los ganaderos perseguían concienciar a los consumidores del drama que vivían debido a que pagaban menos por el litro de leche que lo que costaba producirla. Por ello, frente a muchos supermercados, las familias lecheras se manifestaban.

Fue cuando Antonio Casas, José Antonio Bolívar, y otros productores, se pusieron a protestar “frente al Lidl de Málaga”. Pero la respuesta del supermercado alemán fue un tanto inesperada. “Se pusieron en contacto con nosotros y, totalmente empáticos con nuestra situación, nos preguntaron qué podían hacer para ayudar. Y se planteó el proyecto de vender leche de kilómetro 0 que retribuyese de una manera justa al ganadero”, desvela el gerente de Alba Ganaderos.

**Sigue leyendo el reportaje pinchando en el siguiente enlace:

https://www.elespanol.com/reportajes/20220123/antonio-casas-familias-producen-leche-lidl-granada/644185783_0.html

RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Lo más popular