Juventudes de COAG-A pide una convocatoria de ayudas para incorporación de jóvenes a la actividad agraria

Juventudes de COAG-A pide una convocatoria de ayudas para incorporación de jóvenes a la actividad agraria

* Esta Federación entiende que se ha de fomentar la incorporación y que debe hacerse de forma que quienes concurran puedan también beneficiarse de las ayudas para la modernización de sus explotaciones y tengan su expediente resuelto para acceder a la Reserva Nacional de Pago Básico 2021.

* El relevo generacional debe ser una prioridad para el gobierno andaluz, porque hay más de 82.000 titulares de explotación andaluces que tienen más de 65 años, mientras sólo el 9,4% tiene menos de 40.

* Es manifiesto el malestar de los jóvenes por no tener un calendario claro de convocatorias. Que no exista una fecha concreta de convocatoria para todos los años complica la planificación y genera incertidumbre y desasosiego, lo que unido a los malos precios que se perciben por los productos agrarios, convierte al escenario en poco atractivo para que se sumen los jóvenes.

La Federación de Juventudes Agrarias de COAG Andalucía pide que se publique, conjuntamente con la orden de las ayudas para la mejora del rendimiento y la sostenibilidad global de las explotaciones (modernización de explotaciones), una convocatoria de ayudas para la incorporación de jóvenes al sector agrario.

El coordinador de Juventudes de COAG Andalucía, Antonio Jesús Flores, ha recordado que el relevo generacional debe ser una prioridad para el gobierno andaluz, porque “hay más de 82.000 titulares de explotación andaluces que tienen más de 65 años, mientras sólo el 9,4% tiene menos de 40”. Si se analizan a fondo los datos del Instituto Nacional de Estadística, la conclusión es que únicamente hemos visto la punta del iceberg: el porcentaje de explotaciones cuyos titulares superan los 55 años se eleva al 58,7%, lo que quiere decir que dentro de una década habrá en nuestra comunidad autónoma más de 133.000 explotaciones con titulares de más de 65 años. Estas estadísticas se repiten en mayor o menor medida por toda la geografía europea, hecho que justifica que el relevo generacional se haya convertido en una prioridad política de primer orden en el conjunto de la UE.

El representante de la Federación ha reiterado el malestar de los jóvenes por no tener un calendario claro de convocatorias. En reuniones con todos los partidos del arco parlamentario se dio visibilidad a conocer los problemas que generan las incorporaciones: que no exista una fecha concreta de convocatoria para todos los años complica la planificación y genera incertidumbre y desasosiego, lo que unido a los malos precios que se perciben por los productos agrarios convierte al escenario en poco atractivo para que se sumen los jóvenes.

Iniciar la actividad agraria a nivel profesional implica un elevado riesgo, con requisitos de capital importantes e incertidumbre en los ingresos. Para mitigar parcialmente este riesgo en los primeros años, se puede contar con la citada ayuda a la instalación de jóvenes. Además, Flores recuerda que cuando se instala una persona joven invierte en su explotación para mejorarla y hacerla competitiva: invierte en eficiencia energética, en nuevas tecnologías, en mejora genética… por lo que es imprescindible buscar sinergias entre distintas líneas de apoyo, ya que la Unión Europea lo permite, y solicita que la convocatoria para jóvenes se ligue a la ayudas a la modernización.

Las ayudas de incorporación son la mejor forma de fijar población al medio rural y desarrollar vida en los pueblos, sin jóvenes y sin mujeres en el medio rural vamos al despoblamiento rural.