COAG exige la paralización inmediata del acuerdo agrícola UE-Marruecos

COAG exige la paralización inmediata del acuerdo agrícola UE-Marruecos

Hasta que se asegure que las producciones procedentes del Sáhara Occidental no quedan camufladas como importaciones marroquíes

 

  • La sentencia del Tribunal de Justicia de la UE publicada hoy, vuelve a reconocer que los territorios del Sáhara Occidental quedan fuera del acuerdo comercial con Marruecos.

 

  • COAG ha denunciado en reiteradas ocasiones que el Acuerdo de libre comercio UE-Marruecos vulneraba la legislación europea sobre comercialización de frutas y hortalizas frescas al limitar la capacidad de los consumidores para discernir claramente si un producto etiquetado como originario de Marruecos procede de este país, o bien procede del Sáhara Occidental.

 

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG)  exige a las instituciones comunitarias la paralización inmediata del acuerdo agrícola UE-Marruecos hasta que se asegure que las producciones procedentes del Sáhara Occidental no quedan camufladas como importaciones marroquíes. Se trata de evitar que se introduzcan en el mercado comunitario productos agrícolas cultivados en los territorios del Sáhara Occidental como si fueran de Marruecos, tal y como se realiza hasta el momento.

La sentencia del Tribunal de Justicia de la UE publicada hoy vuelve a reconocer que los territorios del Sáhara Occidental están fuera del acuerdo comercial con Marruecos. Ya en 2016, el propio Tribunal de Justicia de la UE aclaraba que el Acuerdo UE-Marruecos no era aplicable a los territorios ocupados del Sáhara. En base a esta decisión, la Unión Europea procedió en 2019 a enmendar el citado acuerdo para volver a incluir las producciones del Sáhara Occidental en el mismo[1]. Ahora, volvemos a la situación de 2016 y las importaciones del Sáhara Occidental no deberían entrar en la UE bajo el amparo de las condiciones recogidas en el acuerdo de liberalización comercial. Por tanto, aunque la sentencia establece un plazo de adaptación, será ilegal que las producciones del Sáhara entren en la UE bajo las condiciones del acuerdo con Marruecos.

COAG ha denunciado en reiteradas ocasiones que el Acuerdo de libre comercio agrícola UE-Marruecos vulneraba la legislación europea sobre comercialización de frutas y hortalizas frescas al limitar la capacidad de los consumidores para discernir claramente si un producto etiquetado como originario de Marruecos procede de este Reino, o bien procede del Sáhara Occidental.

De hecho, recientemente se presentaba un informe de investigación[2] por la ONG Mundubat y COAG en el que se desvelaba cómo cinco grandes grupos empresariales, algunos participados por Mohamed VI y el futuro presidentes del país y hasta ahora ministro de Agricultura de Marruecos, explotan tierra fértil de los territorios ocupados del Sáhara Occidental para crear uno de los mayores centros de producción de tomate a nivel mundial, a costa de los saharauis y los agricultores del sudeste español.

[1] Decisión (UE) 2019/2017 del Consejo, de 28 de enero de 2019, relativa a la celebración del Acuerdo en forma de Canje de Notas entre la Unión Europea y el Reino de Marruecos sobre la modificación de los Protocolos nº1 y nº4 del Acuerdo Euromediterráneo por el que se crea una Asociación entre las Comunidades Europeas y sus Estados miembros, por una parte, y el Reinode Marruecos, por otra

[2] “Derechos Humanos y empresas transnacionales en el Sáhara Occidental: el caso del tomate” https://www.mundubat.org/proyecto/estudio-sobre-la-produccion-de-tomate-en-la-region-de-dakhla/