COAG Andalucía exige un control urgente sobre las importaciones en los puestos fronterizos, que son un coladero de alimentos peligrosos para la salud

Noticia publicada en Hortoinfo
  • El caso reciente de las uvas de Egipto, importadas a través de España, que han sido retiradas en Dinamarca por residuos de Clorpirifos, prohibido en la Unión Europea (UE) por producir cáncer de mama, es un ejemplo reciente de la negligencia de las autoridades competentes.

 

  • Durante la campaña 2019/2020 el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos ha recibido por parte de los países que lo integran un total de 202 alertas por elevada presencia de pesticidas en las frutas y hortalizas que han llegado a la UE.

 

  • Al no haber sistema aduanero común y ser tan permisiva la política europea con las importaciones, ¿cuántos productos alimentarios con residuos entran y no se detectan, llegando a las mesas de los hogares europeos?

 

  • Esta organización afirma que no todo vale y considera intolerable que empresas españolas importen productos agroalimentarios sin garantías sanitarias que, para colmo, también producimos en España.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos –COAG- de Andalucía exige un control urgente sobre las importaciones en los puestos fronterizos, que son un coladero de alimentos peligrosos para la salud.

Así de contundente se muestra esta organización tras conocer un caso más de entrada de mercancía importada sin los debidos controles sanitarios. Concretamente, se ha conocido recientemente que una partida de uvas rojas de Egipto, importadas a través de España, ha sido retirada del mercado por las autoridades de Dinamarca, según ha publicado Hortoinfo tras acceder a los datos del Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (Rapid Alert System for Food and Feed, RASFF).

Las autoridades danesas adoptaron esa medida tras comprobar, en un control oficial realizado en el mercado, que esas uvas contenían residuos (0’027 miligramos por kilo) del pesticida Clorpirifos, prohibido totalmente en la Unión Europea (UE) por su peligrosidad, ya que según las investigaciones, produce cáncer de mama.

Y éste no es un caso aislado. Las alertas por detección de residuos tóxicos son constantes. Durante la campaña 2019/2020, desde el 1 de agosto de 2019 al 31 de julio de 2020, el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos ha recibido por parte de los países que lo integran un total de 202 alertas por elevada presencia de pesticidas en las frutas y hortalizas que han llegado a los países miembros de la Unión Europea (UE), bien procedentes de países terceros o de la propia UE, según publica Hortoinfo.

El país que más incidencias ha generado por residuos de pesticidas encontrados en las hortalizas y frutas que pretendía introducir en los mercados de la UE ha sido Turquía con 101 alertas, justo la mitad de las alertas totales detectadas en producto procedente de diferentes países.

De las 101 alertas generadas por hortalizas y frutas procedentes de Turquía, el producto en el que más se han detectado ha sido el pimiento, con un total de 73 alertas. China e India ocupan juntos el segundo y tercer lugar del ranking con 10 alertas generadas por cada país en el primer trimestre. En total han sido 36 los países que han motivado alertas por exceso de pesticidas en hortalizas y frutas entre el 1 de agosto de 2019 y el 31 de julio de este año.

En noviembre de 2019, a dos meses del comienzo de la campaña, ya iban interceptadas 17 partidas de pimiento procedente de Turquía por exceso de Acetamiprid, contenían 0’92 miligramos por kilo de ese pesticida siendo 0,3 el límite máximo de residuos.

También hay que hacer una mención especial sobre los cítricos, ya que es muy común en las últimas campañas los problemas con la importación de plagas de cuarentena procedentes de Sudámerica, Sudáfrica y Turquía. Este año destaca en partidas procedentes de Argentina  se ha agravado el problema con limones en el último mes contabilizando 60 interceptaciones, 47 de ellas contaminadas con mancha negra.

Intolerable

COAG Andalucía considera intolerable la falta de control de las importaciones y apunta a la negligencia de las autoridades competentes. Un asunto, denunciado en innumerables ocasiones por esta organización y todo el sector agrario, y uno de los motivos de mayor reivindicación en el proceso de movilizaciones que vive el sector, que pide que de manera inminente, además, se ponga en marcha un sistema aduanero y fiscal común para toda Europa.

Asimismo, COAG Andalucía destaca que no todo vale, que estamos hablando de salud, y considera inconcebible que empresas españolas importen productos agroalimentarios sin garantías sanitarias que, para colmo, también producimos en España.

Además de ser una estafa para el consumidor, vender como origen España productos importados sin control genera un gran daño, desconfianza y desprestigio para el sector agroalimentario español y para la propia marca España. Y esto no se debe permitir, por lo que COAG Andalucía demanda medidas urgentes tanto a nivel nacional como europeo: impedir la entrada de productos importados sin control, peligrosos para la salud, y proteger además el prestigio y la calidad de los productos agroalimentarios españoles. Y es que al no haber sistema aduanero común y ser tan permisiva la política europea con las importaciones, ¿cuántos productos alimentarios con residuos entran y no se detectan, llegando a las mesas de los hogares europeos?