“Hemos hecho un gran esfuerzo para que haya flores frescas para el Día de los Santos”

“Hemos hecho un gran esfuerzo para que haya flores frescas para el Día de los Santos”

Los floricultores esperan que en esta campaña de los Santos los andaluces compren flores frescas, mostrando así su apoyo a un sector que ha sufrido un duro revés por la crisis actual, que está provocando en muchos casos el abandono de la actividad.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos –COAG- de Andalucía anima a los ciudadanos a comprar flores frescas con motivo de la celebración, próximamente, del Día de Todos los Santos, una de las fechas señaladas en el año en el consumo de flor cortada.

Luis Manuel Rivera, responsable de Flor Cortada de COAG Andalucía, manifiesta que los floricultores “hemos hecho un gran esfuerzo para que haya flores frescas para el Día de los Santos, una campaña que concentra aproximadamente el 30 o 40% de la producción anual”.

El responsable de Flor de COAG Andalucía señala, asimismo, que 2020 está siendo muy difícil: “Un año atípico, cargado de incertidumbre, en el que muchos profesionales de la flor cortada han tenido que abandonar la actividad por la grave crisis que atraviesa el sector, agravada por las consecuencias del estado de alarma de la primavera, cuando se fue al traste la campaña más importante del año”.

A pesar de la ruina y la falta de ayudas que no han llegado a tiempo de evitar el abandono del cultivo en algunos casos, son muchos los agricultores que han vuelto a cultivar flor cortada para abastecer al mercado, “por lo que sí que hay flores frescas para llevar al cementerio, siempre con las medidas de seguridad oportunas para evitar el contagio”, comenta Rivera, quien destaca que la flor ‘estrella’ de la campaña de los Santos es el crisantemo, además de la paniculata, solidago, gervera, clavel y mini clavel.

Por último, insiste en que los andaluces “compren y regalen flores frescas y naturales, y no las artificiales. Así, comprando las cultivadas por nosotros, flores de gran calidad, se apoya a los agricultores de nuestra tierra y, concretamente, a un sector con grandes profesionales que está sufriendo mucho”.

Un sector muy social

Unas 6.000 familias viven de la flor cortada en Andalucía, por lo que se trata de un sector con un importante impacto social. En 2019 la producción de flor cortada en Andalucía generó 237,34 millones de euros y las exportaciones se elevaron hasta los 17,6 millones de euros. La región cuenta aproximadamente con unas 500 hectáreas dedicadas al cultivo de flor cortada, de las que 350 se concentran en la zona noroeste de Cádiz y el resto se divide en algunos puntos de Sevilla y Almería.

La superficie plantada de flor cortada genera en Andalucía unos 5.000 puestos de trabajo cada año, a los que se suman las comercializadoras que dan empleo a unas 200 personas por empresa. Más de un 60% del empleo es femenino.