COAG valora positivamente la reunión con el ministro, que se ha comprometido a liderar las medidas acordadas con el conjunto del sector

COAG valora positivamente la reunión con el ministro, que se ha comprometido a liderar las medidas acordadas con el conjunto del sector
  • Seguimos trabajando por la aplicación de la Ley de la Cadena y una mayor concreción de las partes que faltan y consideramos absurdo que se hable de que unos precios referenciados a los costes de producción nos sacarían del mercado exportador. España es el mercado exportador de aceite de oliva en el mundo con cerca de 1.000.000 tm. Marcamos precio mundial y lo seguiríamos haciendo “otra cosa es que eso no interese a determinados operadores”.

El responsable de Olivar de COAG Andalucía, y secretario general de COAG Jaén, Juan Luis Ávila ha valorado positivamente la reunión mantenida hoy junto al resto de organizaciones agrarias con el ministro de Agricultura, Luis Planas.

De la reunión, que ha tenido lugar de forma telemática, ha destacado que el Ministerio se ha ofrecido a capitanear las propuestas que desde las organizaciones agrarias le han trasladado. “Medidas concretas” para sacar al sector de la situación de quiebra técnica permanente en la que se encuentra y la situación de precios, que no se configuran con la oferta y la demanda, sino únicamente en base a la especulación.

 

Durante la reunión, han hablado con el ministro sobre la necesidad de una medida de autorregulación, que “permita que de forma obligatoria, desde la próxima campaña, todas las cooperativas y las almazaras, si lo ven conveniente por las cifras de producción, dejen una parte de la cosecha almacenada hasta la siguiente”.

 

También se ha hablado de la necesidad de que la medida del almacenamiento privado siga estando operativa, bien con la renovación de los compromisos que ya existen o con nuevas licitaciones.

 

Respecto a la calidad, se ha planteado la necesidad de que se modifique ya, de una vez, la ley de calidad, para que de una vez, el sector tenga la confianza total y absoluta de que los aceites que se están colocando en el mercado son el fruto del esfuerzo que estamos haciendo los olivareros en el campo.

 

La limitación y control de las importaciones ha sido otro de los temas, porque “es una vergüenza absoluta que estén entrando 200.000 toneladas de aceite o que se prevea que van a entrar esas toneladas” y que, ni siquiera, sepamos donde se está colocando. “Nos da la impresión de que nos lo estamos comiendo aquí, en España, siendo de origen extracomunitario y sin que aparezca en la etiqueta, absolutamente, en ningún sitio”.

 

Finalmente, le hemos dicho que vamos a seguir trabajando por la Ley de la Cadena, “una herramienta que demandábamos en nuestras manifestaciones”, a la que se le puede sacar mucho partido, para que llegue dinero a los bolsillos de los olivareros.

 

En este sentido, vamos a pedir que se terminen de concretar las partes que faltan para que sea una realidad. Como que tengamos unos precios referenciados para que las cooperativas realmente puedan llegar a una concreción de esos costes de producción sin tener que meterse en ecuaciones que al final son muy difíciles de solucionar.

 

Consideramos absurdo que se diga que tener unos precios referenciados a los costes de producción nos sacarían del mercado exportador. Especialmente, cuando “España es el mercado exportador de aceite de oliva en el mundo con cerca de 1.000.000 toneladas de media por año, el 80% de ese aceite salido del olivar tradicional”. “Todo lo contrario marcamos precio mundial y lo seguiríamos haciendo, otra cosa es que eso no interese a determinados operadores”.

 

Ávila ha insistido en que desde COAG “vamos a apostar por todas estas medidas, de una forma decidida” y por su concreción, y “vamos a estar vigilantes” para que “finalmente, se pongan negro sobre blanco, y esto se lleve a cabo con el ímpetu necesario para que se produzca la reversión de precios tan esperada, que tiene a la mayor parte de los olivareros en una situación de quiebra técnica y de unas pérdidas que ya no son sostenibles”.

 

Para que “de una vez dejemos de estar en manos de la especulación y empecemos a tener precios que realmente se correspondan con la ley de la oferta y la demanda”.