• Publi 1200X100

COAG solicita la autorización excepcional de uso de azufre en espolvoreo para invernadero

COAG solicita la autorización excepcional de uso de azufre en espolvoreo para invernadero

* El uso del azufre en invernadero se encuentra en un momento de incertidumbre ante la negativa del Ministerio de Agricultura a renovar su autorización en cultivos protegidos.

 

* COAG Andalucía denuncia que la decisión del Ministerio de Agricultura se ha llevado a cabo sin conocimiento ni consulta al sector, y sospecha que la presión del lobby de las grandes empresas de fitosanitarios ha podido influir en la retirada de la autorización de un producto tradicional, natural y económico para los agricultores.

 

* Ante la preocupación del sector, la organización agraria ha solicitado la convocatoria urgente de la Mesa de Sanidad Vegetal de Andalucía para abordar este asunto y buscar soluciones definitivas cuanto antes.

Sevilla, 29 de agosto de 2019. La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos –COAG- de Andalucía solicita al Ministerio de Agricultura la autorización excepcional de uso de azufre en espolvoreo para invernadero, mientras se resuelve su autorización definitiva, al no existir ahora mismo una alternativa natural similar en el mercado.

En estos momentos, cuando se impuso la retirada de la autorización del uso del azufre en invernadero, los agricultores tan sólo pueden recurrir al azufre que aún quede en los almacenes de suministro o en la fincas, pero no para utilizarlo en invernadero.

“Lo que sí se puede usar bajo cubierta –aclara Andrés Góngora, responsable de Frutas y Hortalizas de COAG Andalucía y secretario general de COAG Almería-, son determinados productos de espolvoreo con base de azufre, en los que éste se presenta mezclado con cobre o silicio”.

Sobre esta prohibición del Ministerio de Agricultura, Góngora destaca las importantes consecuencias que ésta tiene para los cultivos bajo plástico, así como que se ha llevado a cabo de manera unilateral, “muy a la ligera, sin conocimiento ni consulta al sector y, desde luego, no se ha evaluado el impacto que puede ocasionar, tanto en la agricultura ecológica, como la convencional”.

Por ello, desde COAG Andalucía se denuncia que la presión del lobby de las grandes empresas de fitosanitarios ha podido influir en la retirada de la autorización de un producto tradicional, natural y económico para los agricultores como es el azufre. “Se trata de un mineral que se ha utilizado en la agricultura tradicionalmente, es efectivo, natural y barato, y no se trata de una molécula que la ostente ninguna multinacional de fitosanitarios. No es su negocio, por eso se ven beneficiadas de la prohibición, la que no entendemos, la que no entiende nadie a no ser que se tengan en cuenta las presiones económicas”, comenta Andrés Góngora, quien afirma que desde COAG se ha solicitado al Ministerio de Agricultura su autorización excepcional mientras tanto se resuelve su autorización definitiva, que es el objetivo de la organización agraria.

Además de esta solicitud, también ha habido gestiones desde COAG con la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía. “En COAG Almería nos hemos puesto en contacto con la Consejería de Agricultura para que, desde nuestra comunidad autónoma, también se solicite la autorización del uso del azufre en espolvoreo en invernadero”. En ese contacto, según cuenta el responsable de COAG Almería, “desde la Consejería de Agricultura se nos confirmó que esta petición se va a realizar, así como lo hará la región de Murcia, donde COAG también ha arrancado ese compromiso por parte de la administración autonómica”. En este sentido, es fundamental que también lo vaya a pedir Murcia, ya que según el protocolo a seguir para las autorizaciones excepcionales, al menos dos comunidades autónomas tienen que solicitarla, tal y como han  informado desde los  servicios técnicos de COAG en Madrid.

Por último, y ante la preocupación que se ha generado en el sector, COAG ha solicitado la convocatoria urgente de la Mesa de Sanidad Vegetal de Andalucía para abordar este asunto y buscar soluciones definitivas cuanto antes, ya que estamos hablando de perjuicios importantes para un sector socioeconómico clave en Andalucía.